Mixtura

Cómete el mundo

Si el primero fue un éxito, a su favor tenía el efecto ‘novedad’, el segundo ha supuesto la consolidación del éxito. Desde el Ayuntamiento de Murcia, organizador e instigador principal del proyecto ADN Murcia, donde se embarca Mixtura, han contado, comensal arriba comensal abajo, unos 7.000 visitantes al mercadillo artesanal y gastronómico que este fin de semana del 2 y 3 de febrero se ha instalado en el Barrio del Carmen, en el cruce de las calles Álvarez Quintero y Santa Úrsula. El objetivo era claro: coger un barrio multicultural y utilizar esta característica como principal fortaleza de una de las zonas más castizas de la ciudad de Murcia.

Y así fue, desde la apertura de puertas, simbólicas obviamente, hasta el cierre, cientos de personas se acercaron a alguno de los 12 puntos gastronómicos, 12 puntos en el mundo, para probar alguna de sus recetas más características. Así, y a pesar del viento y el consecuente frío, que no minaron la moral del viajero gastronómico, las mesas se llenaban de ceviches, empanadas, tacos mexicanos, parrilladas de carne, cous cous, patacones, salteñas, tucumanas, fritadas, rollos de carne, jalapeños o carne asada al estilo argentino.

Mixtura ha llegado para quedarse. Los días 2 y 3 de marzo volverá. Y así hasta junio, mes a mes, escalando peldaños de conocimiento multicultural, viajando por el mundo y probando sus mejores bocados. Y saboreando un barrio en el que no hay fronteras.