Un repaso por algunos de los platos típicos de España

La cocina española es una de las más variadas del mundo, y también una de las más completas en la forma de preparar cada plato. El gran aporte que hacen las culturas lugareñas y las raíces en cada una de sus muchas regiones, sus paisajes, sus climas y sus habitantes brindan ese colorido típico en la comida española.

Para el visitante extranjero estos platos siguen siendo misteriosos e interesantes y la gastronomía es una actividad obligada cuando se visita el territorio español sin importar el punto de localización. Pero si no has se ha tenido la oportunidad de visitar este maravilloso país o simplemente quieres informarte más sobre los platos más típicos de tu país natal, presentamos a continuación algunos de sus platos más variados y conocidos.

  • La tortilla de patatas: la historia de este plato se remonta hacia el siglo XIX, y se dice que es de origen navarro. Otros aseguran que su procedencia es mucho más antigua y que proviene de américa, pero sin lugar a dudas lo que si podemos asegurar es que hoy en día, este plato forma parte del ADN español. Está simplemente arraigado en sus raíces y se puede encontrar en cualquier ciudad de España.
  • El gazpacho: en aquellas temporadas de altas temperaturas en la parte sur de España este plato ofrece una alternativa deliciosa al servirlo frío. A primera vista es una sopa, en cuya preparación como ingredientes principales tenemos al tomate, la cebolla, el pepino, ajo, pan y todo esto aderezado por un buen aceite de oliva, este es uno de platos más tradicionales en toda España.
  • Paella: dentro de las diferentes variaciones que tiene la preparación de este plato, el ingrediente que nunca puede faltar sin importar la forma de preparación es el arroz, a partir de ahí las combinaciones se hacen variables y al gusto del cocinero, los vegetales, las hortalizas, las diferentes carnes, los elementos típicos de mar, y las salsas hacen de este plato una consigna importante dentro de los menús de cualquier restaurante.
  • Calamares en su tinta: tal vez a primera vista el plato te parezca un poco extraño y poco apetecible, ya que la tinta negra de calamar que invade el plato puede ser un elemento impactante, pero una vez que te arriesgues y te sumerjas en su sabor no podrás volver atrás. La preparación de esta tinta lleva consigo paciencia y eficacia ya que el secreto está en utilizar la propia tinta del animal, aunque vende tintas artificiales para acompañar el plato cuya función es aumentar su color y hacerlo más intenso, además de esto el ajo, el perejil, las cebollas acompañadas de un vino de calidad hacen de esto un manjar.
  • Cocido madrileño: gracias a la gran variedad de sus ingredientes y la mezcla de adobes y aderezos, hacen de este plato uno de los más completos en la cocina española. Su gran aporte de nutrientes y calorías proporcionan unas más que holgadas reservas de energía para enfrentar esas épocas heladas, es esto hacen parte la carnes variadas, los huevos, verduras, cebolla, arroz y  ajo. Siendo necesarias casi tres horas para su preparación podrá apreciar en su resultado final una casi verdadera obra de arte.

Si aún no has aprobado alguno de estos platos anímate… No te arrepentirás.