Seis formas de viajar a través del café

Minerva Piñero.

Aunque te creas un maestro cafetero con tu máquina de cápsulas, seguro que aún no has probado el café nórdico, vietnamita o brasileño que te proponemos.

Capuchinos, cortados, con leche, bombones… El café, bebida indispensable para comenzar el día con buen pie, se ha convertido en un ritual esencial para recargar nuestras pilas que no pasa desapercibido en el interior de ningún hogar. Sin embargo, hemos dado por hecho que no hay vida más allá del café con leche, del cortado o del capuchino, y, como mucho, los más valientes se atreven a degustar el americano, una versión elaborada únicamente con café y agua. Para los que tienen un verdadero espíritu intrépido y no pueden vivir sin acompañar la sobremesa con el aroma de esta bebida, les proponemos dar una vuelta por el mundo para descubrir los cafés más raros que jamás habrán visto.

1. Café con huevo en Vietnam.
Si muchas dietas incluyen el café y el huevo en el desayuno, ¿por qué no mezclarlos en una sola taza y nos ahorramos tomárnoslos por separado? En Vietnam podemos probar esta combinación de alimentos en cualquier cafetería, un café más consistente y cremoso gracias a la textura de la yema de huevo. Tranquilo, no hará falta que veas la yema nadando por la bebida, al cocerla se diluye perfectamente y suaviza el sabor del café.
Café con huevo

2. Café con queso en Finlandia.
Viajamos desde la sedosa textura del café vietnamita hasta otra más cremosa que encontramos en los países nórdicos, concretamente en Finlandia. El Kaffeost es una especialidad en la que el café se vierte sobre el juustoleipä, un tipo de requesón cortado en forma de pequeños cubos. Para su elaboración, la leche se cuaja, se dora en el horno y se prepara en cubitos.
Café con queso

3. Café con mantequilla en Singapur, el Tíbet y California.
Si el huevo, el queso o las tostadas con mantequilla no son suficientes para prepararte un delicioso desayuno, en el Tíbet, Singapur y California preparan un café perfecto para tus necesidades gastronómicas. Lejos de ser una opción pesada, el café con mantequilla recargará por completo tu energía y saciará con seguridad tu apetito mañanero.
Café con mantequilla

4. Café de gato o kopi luwak.
Que no cunda el pánico, no es que vayan a hervir un gato en el agua o la leche, sino que usarán los granos de café que la civeta, un mamífero carnívoro que se asemeja al gato, ha ingerido previamente. También llamado kopi luwak, palabras que en indonesio significa café y civeta, respectivamente, el grano de café engullido por el animal, pasado por su tracto intestinal y expulsado entre sus heces, es digerido de manera parcial. Seguro que tu cara se ha transformado en un poema cuando has leído las palabras heces, pero no te asustes, como el grano de café no es totalmente digerido, en su lugar, las enzimas del estómago de la civeta modifican este alimento y restan amargura al sabor del café.

Café de civeta
5. Café del pájaro Jacu en Brasil.
En Brasil no son menos atrevidos. En su industria cafetera, uno de los cafés más destacados es el que se prepara con las heces del pájaro Jacu, animal que nos recuerda al pavo. Tanto la civeta como este pájaro parecen adorar el café como nosotros y en ambos casos cuando lo consumen proporcionan al grano un sabor más suave, rebajando su gusto amargo.
Café del pájaro
6. Death Wish Coffee.
Dejando a un lado los cafés preparados con heces y centrándonos en la función principal que debe cumplir el café, te presentamos la bebida que se lleva el primer puesto en el pódium. Si para despertarte cada mañana o no dormirte durante tus noches de estudio necesitas más que un sencillo café con leche o cortado, el Death Wish Coffee es el remedio que estabas buscando. Siendo literalmente un 200% más fuerte que el café corriente, seguro que te mantendrá alerta el tiempo que necesites.
Death Wish Coffee

Como ya conoces los cafés más extravagantes, ya no hay excusa para que tu bagaje culinario se quede estancado en los sabores de siempre. Por ello, sal de tu zona de confort y adéntrate en nuevos cafés que te trasladarán a otros países dejándote un buen sabor de boca.