Red velvet cake, un pastel de terciopelo

Minerva Piñero.

Por su llamativa apariencia y exquisito sabor, el Red Velvet Cake es una excelente opción como postre navideño.

Desde que nació en América del Norte en los años 40 y 50, su peculiar color ha viajado por todo el mundo hasta convertirse en uno de los postres más atrevidos y elegantes. La historia de su origen es tan singular como su textura: la receta del Red Velvet, propiedad del Hotel Neoyorquino Waldorf Astoria, fue difundida por una clienta que se quedó asombrada tanto por el sabor del postre como por el elevado precio de su factura. Afortunadamente, la mujer había pedido y conseguido la receta justo después de degustar el delicioso pastel. Desde entonces empezó a ser difundida entre sus amistades para que todas las personas pudieran disfrutar del Red Velvet Cake y no se mantuviera como un postre exclusivo de las clases sociales más altas.

Otro de sus posibles orígenes se desarrolla durante la segunda guerra mundial, momento en el que por el hambre de la población y la necesidad de alimentos baratos ricos en minerales y hierro, se empezó a incluir la remolacha en diferentes bizcochos. Finalmente, hay quienes piensan que fue creada en la cadena Eaton de Canadá, donde los empleados habían jurado guardar silencio sobre la receta ya que se el postre había sido supuestamente creado por la abuela de la familia.

¿Cómo es el Red Velvet Cake?

Se presenta como un bizcocho de color rojizo intenso, con una textura suave y agradable de sabor achocolatado. Gracias a la cubierta blanca, la cual encontramos también dentro del pastel en forma de capas, es un postre increíblemente atractivo a la vista y delicioso para nuestro paladar.

Ingredientes para el bizcoho:
– Harina, 300 gramos
– Azúcar, 280 gramos
– Mantequilla, 130 gramos
– Buttermilk, 1/4 de kilo
– Levadura, una cucharada pequeña
– Sal fina
– Colorante, dos cucharadas
– Esencia de vainilla
– Bicarbonato, una cucharadita
– Vinagre de vino
– Cacao en polvo, 20 gramos

Ingredientes para la crema de queso:
– Queso cremoso, 425 gramos
– Azúcar glass, 500 gramos
– Mantequilla, 200 gramos

Modo de preparación

La cubierta se elabora con queso crema, nata, mantequilla, azúcar glasé y un toque de vainilla. Para el bizcocho se utiliza harina de trigo, cacao en polvo, mantequilla, azúcar, leche, levadura, una pizca de sal, huevos, extracto de vainilla y un poco de colorante rojo. Algunas otras versiones de esta receta incluyen vinagre en su preparación. El color rojo del pastel también se debe a una reacción química, si la receta incluye cacao en polvo y crema agria.  Una vez listos ambos elementos, el bizcocho  se secciona y se rellena con capas de crema. Por último, se decora la cubierta.

Así podemos preparar el Red Velvet Cake, un refinado y elegante pastel perfecto para sorprender a los invitados en cualquier celebración.

red-velvet-2