Mantener la forma en navidad: ¿misión imposible?

Minerva Piñero.

El periodo navideño, además de regalarnos nuevos recuerdos con los que más queremos, también nos deja de media entre 2 y 4 kilos.

 

Empezamos con un aperitivo por la mañana con amigos y no volvemos hasta por la noche a casa. La Navidad se resume en comidas familiares, cenas de empresa y un sinfín de eventos en los que los polvorones y el picoteo se multiplican e infinitas veces renunciar a los turrones resulta prácticamente imposible. Para evitar que el próximo 2017 tengas que poner en marcha una estricta operación bikini sigue los siguientes consejos y empieza con buen pie el año.

1. Despídete de los ayunos: si tienes pensado no ingerir ningún alimento hasta las copiosas comidas o reservar el hambre para las cenas navideñas, deshazte del plan, ya que ingerirás más alimentos durante los eventos y el organismo absorberá todo lo que consuma. Unos buenos aliados en los desayunos son los zumos de frutas y verduras, los minerales y las vitaminas que nos proporcionan ayudarán no solo a equilibrar el exceso de alimentos, también a desintoxicar el hígado.

gif-1

2. Un poco de cal, y un poco de arena… compensa las comidas muy calóricas. Si bien es importante no saltarse el desayuno, mantener una dieta equilibrada y ajustada en los días libres es básico para no perder la forma. Las ensaladas y las verduras son las mejores opciones para acompañar los menús diarios.

gif-2

3. Sal a correr, camina, haz ejercicio. Aléjate de la televisión y del sofá durante el día, lo mejor para mantener un peso saludable es hacer deporte diariamente. Durante la Navidad las ciudades repletas de luces y adornos se convierten en una entretenida opción para pasear por las calles.

gif-3

4. Un par de copas de vino sientan bien… pero mejor no abusar del alcohol. Para algunos la comida es la mejor parte de los acontecimientos navideños, mientras que para otros la cerveza, el vino y el cava son los protagonistas. Tomar las bebidas moderadamente no nos perjudicará, pero pasarse de copas tendrá un efecto negativo en nuestro metabolismo y, a veces, ¡también en nuestro sentido del ridículo! Además, si lo que nos preocupa es saber qué alcohol posee menos calorías, el vino es la respuesta.

gif-4

5. Come sin prisas. Aunque los banquetes parezcan increíblemente apetitosos es mejor mantener la paz interior y no apresurarse a la mesa como los buitres a sus presas. Masticar lentamente nos sacia antes y probablemente por ello consumamos menos cantidad de comida.

gif-5

6. Hidrátate antes de las comidas. Beber agua antes de llegar al evento nos llenará el estómago, nos ayudará a enfrentarnos mejor al alcohol y nos sentaremos con menos hambre en la mesa.

gif-6

7. ¡Prohibido picar! Si durante las temporadas no festivas se aconseja seguir una dieta equilibrada y evitar picar entre horas, en Navidades es obligatorio alejarse de la cocina y del picoteo que tanto nos gusta.

gif-7