Las series de Netflix no son lo mismo sin una pizza a nuestro lado

Minerva Piñero.

Olvídate de pedir comida a domicilio como haces cada sábado y ahorra dinero aprendiendo a cocinar una sabrosa pizza napolitana de la forma más sencilla.

La próxima vez que Pablo Escobar te haga elegir entre plata o plomo, no le des ni una cosa ni la otra, ofrécele la deliciosa pizza casera que habrás aprendido a cocinar siguiendo nuestros pasos. No solo te perdonará la vida, también te pedirá la receta.

Ya sea gracias al primer egipcio que mezcló agua con harina de trigo o gracias a los griegos que cocinaban masas con base de arroz, trigo o garbanzos en la península de Etruria en Italia, la pizza se ha convertido en una de las comidas más populares que no pasa desapercibido en ningún país.

Sin embargo, lejos de ser tan deseada y apetecible como lo es en la actualidad, este plato comenzó siendo el alimento de los pobres en el sur de Italia. Los napolitanos, quienes le añadieron la salsa de tomate y orégano, solían doblar la masa por la mitad y comerse esta deliciosa mezcla en forma de sándwich, parecido a lo que hoy conocemos como calzone. Quien tenía el lujo de permitírselo podía colocarle queso, huevos o trozos de salchichas.

No fue hasta el siglo XVI cuando la pizza fue lanzada al estrellato gracias a la popularidad que alcanzó en la corte de Nápoles. La primera pizza redonda, creada por Raffaele Esposito en 1889, fue servida a la reina Margarita de Italia y decorada con los colores de la bandera italiana utilizando queso (blanco), albahaca (verde) y tomate (rojo). A principios del siglo XVIII la nueva y exquisita creación fue bautizada como pizza.

Pizza napolitana

 

Rellenos o toppings.

Este delicioso y barato manjar puede tener un centenar de rellenos o toppings, pero los más frecuentes son el jamón, chorizo, bacon, champiñones, maíz, pimentón, anchoas, tomates, cebolla, aceitunas negras, pollo, pepperoni o incluso piña. Antes de pensar en cómo vamos a decorar nuestra pizza, el primer paso es cocinar su masa.

¿Cómo hacer una pizza tradicional napolitana?

Ingredientes.

Masa:
– 1 1/2 taza de agua.
– 2 1/2 cucharadita de levadura seca instantánea.
– 2 cucharaditas de azúcar.
– 1/2 cucharadita de sal.
– 2 cucharadas (sopa) de aceite de oliva.
– Harina de 420-560g.

Salsa:
– 1 1/2 kg y tomates rojos maduros, picados y sin semillas.
– 1 cebolla mediana, picada en trozos.
– 1 diente de ajo.
– 1 manojo de hojas de albahaca sin tallos.
– 3 cucharadas de aceite de oliva.
– Sal y pimienta al gusto.

Preparación.

Para la masa:
– En un tazón grande, coloca 420g de harina, la levadura, la sal, el azúcar, el agua y el aceite de oliva.
– Mézclalo todo hasta convertirlo en una masa, espolvoreándo un poco de harina sobre el molde. Después, amásala con las manos hasta que se quede elástica. Si durante el proceso se queda demasiado pegajosa, añádele más harina poco a poco.
– Una vez que la masa esté elástica y suave, forma una bola con ella y colócala en un bol muy grande ligeramente engrasado con aceite de oliva. Cubre el recipiente con papel plástico y espera unos 20 minutos para que la masa se levante hasta el doble de su volumen.
– Cuando haya crecido, retírala del recipiente y divídela en cuatro porciones iguales. Finalmente, coloca las bolas de masa en un molde para hornear espolvoreado con harina, cúbrela con un paño de cocina y déjala reposar de lado otra vez hasta que casi se duplique su volumen. Cuando lo hayas conseguido, la masa estará lista para ser aplanada y meterse al horno.

 

Salsa: Coloca gradualmente los tomates, la cebolla, el ajo y la albahaca en una licuadora y mézclalos lentamente para quede todo bien disuelto. Después, sazónalos con aceite de oliva, sal y pimienta.

Montaje: Primero, estira la masa en un molde espolvoreado con harina con la ayuda de un rodillo hasta que tenga el grosor que desees. Después, cubre la masa con la salsa de tomate y con el relleno que hayas elegido y métela al horno precalentado a 220 °C. Hornéala hasta que la masa esté bien cocida por debajo.

 Sácala del horno y disfruta de esta sabrosa pizza en familia o con tu pareja, ya sabemos que cualquier plan es bueno cuando hay pizza de por medio.