La mayonesa y sus salsas derivadas

Marta Cantabella.

La salsa que no falta nunca en nuestra mesa es la Mayonesa, hoy te proponemos otras salsas alternativas derivadas de la Mayonesa.

mayonnaise

La mayonesa es una de las salsas más comunes de todo el mundo, es el acompañamiento principal en numerosos platos, ya sea con pescado, hortalizas o carnes.

¿Quién es el valiente que se resiste a untar la punta de un espárragos en mayonesa? Desde luego, nosotros no.

De origen español, es una salsa emulsionada que se toma fría y que esta elaborada principalmente con huevo, aceite, sal, limón y vinagre

En la actualidad se sigue realizando a mano en muchos hogares, y aunque su preparación es sencilla y no se necesitan demasiados ingredientes, cada vez es más frecuente el consumo de esta salsa producida de forma industrial.

La preparación:

Tanto el aceite como el huevo deben de estará temperatura ambiente.

Colocamos el huevo en un recipiente, comenzamos a batirlo y poco a poco vamos añadiendo el aceite en cantidades pequeñas, a medida que vamos batiendo vamos añadiendo más cantidad de aceite para que los ingredientes se mezclen muy bien, junto con un poco de sal.

Notarás que la mezcla está lista cuando el resultado sea una mezcla espesa.

Dependiendo de tus gustos puedes añadirle zumo de limón o vinagre en la cantidad que prefieras.

A partir de la mayonesa se puede elaborar otro tipo de salsas que también tienen un valioso lugar en la gastronomía.

Las derivaciones de la mayonesa son numerosas y algunas de ellas son estas:

Salsa tártara: con mayonesa, huevo, mostaza fuerte, alcaparras, pepinillos, perejil, cebollino y chalotas (opcional).

Salsa gribiche: mayonesa, vino blanco, pepinillos cortados en dados, alcaparras, perejil, estragón y cebollino.

Salsa rosa: mayonesa, zumo de naranja, mostaza suave, zumo de limón, brandy o whiskey, salsa worcesterchire, tabasco, salsa kétchup, sal y mimienta negra recién molida.

Salsa rémoulade: mayonesa, pepinillos picados, alcaparras, cebollinos, estragón, perejil, perifollo, mostaza de “Dijon”, anchoas en aceite y tabasco.

Salsa mousquetaire: mayonesa, vino blanco seco, chalota y extracto de carne (Bovril).

Salsa rusa: mayonesa, carne de langosta o cangrejo, caviar y una cucharada de mostaza.

Salsa andaluza: mayonesa, tomates pelados, pimientos asados, chalotas, un diente de ajo y aceite de oliva.

d6255c69cc8b9438240007312f7efd9a