La ensalada griega, un plato saludable que no puede faltar en tu menú semanal

Minerva Piñero.

Los dioses han bajado del Olimpo para enseñarte a cocinar una deliciosa ensalada griega, la receta en la que la lechuga no es la protagonista.

Aunque cada vez que escuchemos la palabra ensalada el único alimento en el que pensemos sea la lechuga, la ensalada griega ha bajado a la tierra de los mortales para demostrarte lo contrario. Tradicional y procedente de Grecia, se elabora con tomate, pepino, pimiento y cebolla roja. Todos estos ingredientes característicos del país griego se sazonan con sal, pimienta negra, orégano y aceite de oliva. Para darle su toque especial, se añaden trozos de queso feta, aceitunas Kalamata y alcaparras. Como ves, la lechuga no es la reina de todas las ensaladas, aunque algunas recetas posteriores sí la hayan incorporado en su elaboración.
De hecho, en la cocina estadounidense, australiana y británica se utiliza se relaciona esta receta con un tipo de ensalada que combina los ingredientes griegos mencionados con la lechuga, aderezado todo con vinagreta. Si quieres aprender a cocinar la auténtica ensalada griega de una forma sencilla y rápida, sigue nuestros pasos.

Ingredientes:

  • 1 pequeña ensaladera lisa.
  • 2 tomates en gajos partidos.
  • 1 pepino pequeño pelado y sin semillas.
  • 1 cebolla roja pequeña en gajos.
  • 50g de aceitunas negras sin hueso.
  • 50g de pequeñas aceitunas verdes sin hueso.
  • 50g de queso feta.
  • ½ taza (té) vinagreta de limón y perejil.

Para la salsa:

  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada sopera de perejil picado.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

  • Primero, corta el pepino y los tomates en trozos pequeños (de 1 cm a 2 cm) y colócalos en una ensaladera grande. Limpia los pimientos, pártelos en tiras finas y añádelos.
  • Corta la cebolla en aros y agrega las aceitunas.
  • Para preparar la salsa, mezcla el aceite de oliva y perejil con una batidora. Sazona al gusto con sal y pimienta.
  • Rocía la ensalada con la salsa y combina todos los ingredientes suavemente.
  • Finalmente, organiza platos individuales y reparte algunos trozos de queso feta en cada uno.

Sugerencia:

Si te gusta el pan de ajo, sirve la ensalada con este alimento. Para hacerlo, puedes utilizar un pan sirio y 1 diente de ajo pelado. Úntalo con aceite de oliva, sazónalo con sal y pimienta y cuécelo en el horno precalentado a 190 ° C durante 4-5 minutos. Cuando estén crujientes, rompe el pan en trozos más o menos de 2 centímetros. Prepara la ensalada griega como te hemos propuesto y añade 2 cucharadas soperas de albahaca picada y dos de menta picada. Mézclalo con la ensalada y sírvelo.

Para terminar la presentación de tu deliciosa y elegante receta, decora cada plato con trocitos de pan y prepárate para disfrutar de un plato saludable con el que no pasarás hambre.