La elección más importante del comienzo de año, el Roscón de Reyes

Minerva Piñero.

8 confiterías murcianas elaboran roscones artesanos de un sabor inigualable para la víspera de Reyes.

roscon-de-reyes-corona-p

Mientras que los pequeños de la casa esperan la llegada de los Reyes Magos, los mayores aguardan al rey de los dulces navideños, el Roscón de Reyes, un clásico al que todos hacemos hueco aunque estemos atiborrados de un sinfín de polvorones, turrones y mazapanes. Llegando a la meta de las fiestas, la elección del Roscón es una cita importante que no pasa desapercibida en ningún hogar y que cada año gana terreno al resto de delicias navideñas. Por ello, si cocinarlo artesanalmente no está entre nuestros planes, descubre las siguientes confiterías murcianas donde comprar el Roscón es una elección segura.

Confitería Maite

Sin relleno o con relleno de nata, trufa, chocolate, cabello de ángel… en Maite encuentras roscones artesanos de todos los sabores posibles e incluso puedes combinar dos sabores en un mismo roscón. El precio varía en función del tamaño, el pequeño cuesta 12 euros, el mediano 19 y el más grande 27 euros.

Espinosa

En la confitería Espinosa no solo ofrecen tamaños pequeños, medianos y grandes, las familias muy numerosas también encuentran en ella el tamaño extra gigante. La amplia gama de sabores que ofrece (rellenos de trufa, chocolate, cabello de ángel, nata, sin relleno) determina el precio del apetitoso roscón, costando el mediano 17 euros sin relleno, 18 euros con relleno de crema o cabello de ángel y 22 si lo que preferimos en el interior del roscón es nata o trufa. Consíguelo en el Barrio del Carmen en la Calle Floridablanca, número 3.

Glea

La confitería Glea elabora tradicionales roscones sin rellenos y los deliciosos roscones rellenos de nata, chocolate y crema de vainilla. Para los que quieren probar nuevos sabores, ofrece el roscón especial de la casa Glea acompañado con crujiente de avellana. El precio sin relleno es de 16 euros el pequeño y 24 euros el grande. Con relleno, sube a 20 euros el pequeño y 24 euros el roscón Glea. La confitería está situada en la Calle Barrionuevo en Murcia, número 4.

La Colegiala

Esta popular panadería nos presenta desde el tradicional roscón casero hasta los más sofisticados rellenos de crema, nata, cabello de ángel o chocolate. Además, para que los celiacos y diabéticos no se queden sin probar este exquisito dulce, La Colegiala elabora roscones sin gluten y sin azúcar. El precio del grande ronda los 15 euros.

 La Gloria

Si lo que buscamos es una gran variedad de sabores La Gloria es nuestra confitería. En ella no solo encontramos los típicos rellenos de nata o trufa, también podemos degustar roscones con cabellos de ángel con nueces, crema tostada o incluso con chocolate con avellanas. Estos apetitosos roscones varían su precio en función del tamaño; que puede ser pequeño, mediano, grande y extra grande, y del relleno. El mediano sin relleno cuesta 20 euros y con relleno 26 euros. Está situada en El Palmar, concretamente en la Calle Pintor Muñoz Barberán, número 2.

Pan Moreno

Las confiterías Pan Moreno no se quedan atrás, los roscones que encontramos en su interior pueden estar rellenos de chocolate, nata, trufa, crema y cabello de ángel. Con relleno del tamaño pequeño es de 13 euros y el grande, que nos sorprende con 20 raciones, se presenta por 18 euros. Sin relleno los encontramos por 11 y 15 euros.

Roses

El precio del roscón, ya sea el de la casa, sin relleno o con relleno (trufa, nata o crema) es de 16 euros por kilo. Encuentra tu roscón artesano en Murcia en la Plaza Camachos, número 17.

Viena

En el centro de Murcia la popular y legendaria confitería Viena elabora roscones de todos los sabores posibles ya que deja el sabor de los rellenos al gusto del cliente. Los precios varían según el tamaño siendo de 13, 26 y 36 euros con relleno o de 9, 20 y 30 euros si lo preferimos sin relleno. Se sitúa en la Calle Trapería, número 30.

Para una velada tan mágica con familia y amigos, es mejor no arriesgarse y apostar por los roscones artesanos de gran calidad que ofrecen estas confiterías. Eso sí, acompañándolos de un buen chocolate caliente y llevando mucho cuidado al masticar para no llevarnos ningún susto con las figuritas.