De la carta a nuestra cocina

Elisa Almagro

Restaurante Hispano

El restaurante Hispano presenta su nuevo servicio de comida para llevar, donde se podrá adquirir platos de su carta a la puerta de casa.

Desde 1926, el restaurante Hispano ha hecho las delicias de los comensales murcianos con su materia prima recién salida de la plaza de abastos, preparada con maestría por los chefs del establecimiento. Los hermanos Abellán han exportado su cocina a momentos tan preciados como bodas o otras grandes celebraciones con su servicio de catering y ahora se han lanzado a adentrarse en los momentos más íntimos.

Esta semana el restaurante Hispano abre su servicio de comida a domicilio, en el que ofrecen “algunos de nuestros platos más demandados listos para disfrutar en casa”, según afirman en su portal en Facebook. Los pedidos podrán efectuarse llamando al teléfono 673 858 170. Actualmente, dieciséis platos procedentes de su carta están ofertados para pedir a domicilio, aunque es posible consultar la disponibilidad de otras opciones del menú. Para mayor comodidad, la carta puede consultarse desde su página web. La oferta consiste en platos de atún y salmón crudo o marinado, hamburguesas de atún y vacuno y platos calientes que van desde la lubina hasta las manitas de cerdo.

 

Carta a domicilio

Tortilla de berenjena14€Tartar de atún12€
Sardina marinada y asado de verduras3,5€Steak tartar de solomillo de ternera20€
Mini burguer de atún3,5€Lubina horno a la murciana19€
Mini burguer de vacuno3,5€Manitas de cerdo gratinadas con jabugo14€
Cubitos de salmón marinado10€Morros de ternera en salsa hispano11€
Cubitos de sashimi de atún11€Paletilla de cabrito lechal al horno22€
Ensalada de bogabante17€Tarta de piñones y crema35€
Ensalada de marisco8€Tarta de suflé y limón hispano35€

 

 

Plato disponible en la carta a domicilio

Los precios oscilan entre los casi 4 euros por entrante y los 35 de las grandes tartas para el postre. Con todo, los platos principales varían entre unos 10 y 22 euros. 

Puesto que pretenden ser fieles a su filosofía de “buenas materias bien elaboradas traídas de las lonjas y mercados más exigentes” todas las opciones del menú están sujetas a la disponibilidad de materia prima de la jornada. Se deberá avisar sobre el pedido con unas 24 horas de antelación. Queda por saber si también traerán un trozo de su bodega al hogar para maridar la experiencia de casi tener un chef en casa.