Receta de sopa oriental

Definir los ingredientes de una sopa oriental resulta ser complejo, debido a que puede tener en una sola preparación más de diez productos. Los fideos, sin embargo, son la base principal de la sopa oriental. Se utiliza incluso en muchas de sus preparaciones pollo. Aunque no es necesariamente un ingrediente obligatorio, si le da un sabor más tradicional.

Entre los ingredientes más utilizados está el jengibre, la pimienta, el laurel, la salsa de soja, tallarines secos de arroz, espinaca picada, cebolla y rama de apio. Para su cocción, primero se calienta el agua con las verduras. Los tallarines, por su parte, se dejan hidratar en un recipiente con agua caliente durante 10 minutos, para luego ser añadidos al caldo. Su preparación no es algo tan complejo y sí es posible degustar un sabor único e inigualable.
A partir de estos ingredientes se crea una sopa oriental de un gran sabor. Pero si estás dispuesto a buscar más intensidad, puedes añadir otros ingredientes como champiñones, ajo y tomate. El ajo le aporta un aroma y un gusto de mayor fuerza, mientras que los champiñones y el tomate le dan delicadeza a la sopa.
Asimismo, otra de las posibles preparaciones se encuentra con añadir zanahorias, castañas, aceite de ajonjolí y cebollitas de cambray. Su preparación siempre va a hacer fácil y sencilla. Solo se necesita dejar a parte los tallarines para que estos se hidraten antes de añadirlos a la sopa. Estos nuevos ingredientes añaden un sabor más profundo e intenso. Algo entre salado y suave.
Las verduras, como recomendación, no deben ser picadas en pequeños pedazos, sino en tallos medianos. Las zanahorias, por ejemplo, además de darle suavidad, le da vistosidad a la sopa. Lo mismo sucede con los demás ingredientes.
Si no se quiere utilizar pollo, se puede cambiar por gambas o crustáceos marinos, que le dan un sabor típico de mar.
La sopa oriental también puede ser creada a partir del famoso tofu, combinado con fideos. Su cocción no demora más de 10 minutos, y se le pueden añadir las verduras mencionadas con repollo, sésamo tostado y noodles. Siempre picados en rectángulos. En esta preparación, se deja hervir el agua con las verduras para luego añadir el tofu con los fideos. Luego de unos minutos, se retira del fuego y se aromatiza con ajo y jengibre. Si deseas también puedes añadir soja al gusto así como también huevo en tortilla preparado en tiras.
Este plato se prepara en casi todo el mundo y en cada lugar hay nuevos ingredientes. La base siempre va a hacer los fideos o tallarines, con verduras picadas en hilos y no en pequeños cuadros, debido a que de esta forma se reconoce. El valor nutricional de la sopa oriental es muy alto, sea preparado con pollo o con gambas.