Cómete hasta la vajilla

Marta Cantabella.

Nos hemos vuelto unos manitas de la cocina, cada uno dentro de sus posibilidades, y como técnica que predomina es la búsqueda de la originalidad en nuestros platos.

Las vajillas son cada vez más modernas y buscan ser vanguardistas a toda costa para que complementen y el resultado final del emplatado sea aún más completo y apetitoso.
A esto se le ha sumado una nueva tendencia de crear nuestros propios recipientes o vajilla comestible, que además de ser bastante prácticos también resuelve un gran problema que se nos plantea cuando tenemos invitados en casa, nos ahorraremos limpiar los cuencos y recipientes, esa tarea de la que no somos tan amantes.

Estas son algunas de las alternativas para convertir su vajilla de porcelana en comestible:

 

  • Pimientos de morron.
    Los pimientos, además de ser un alimento versátil y muy rico, también puede llegar a ser un recurso atractivo si los utilizamos como recipientes para las salsas a la hora de dipear.
    De esta forma además de proporcionar practicidad, es comestible y proporciona color a la mesa.
    pimientos_recipiente_comest-680x453

 

  • Bases de pizza multiusos.
    La base de las pizzas que ya vienen hechas nos sirven como producto central para la creación de unos mini cuencos para ensaladas.
    El procedimiento es muy sencillo, con un cortador redondo cortamos tantos cuencos como necesitemos y con sellos u otros utensilios decoramos la masa.
    Una vez hecho esto, solo necesitamos meter la masa en un recipiente con forma de cuenco y meterlo al horno según las instrucciones de nuestra masa.
    1366_2000 (1)

 

  • Conos con masa de filo.
    Para preparar estos crujientes conos es necesario cortar cada hoja de filo en triángulos, posteriormente los untamos en margarina derretida mientras el horno se precalienta a 180º C.
    Le daremos forma a los conos con la ayuda de papel de aluminio y los horneamos durante 10 minutos.
    Una vez horneados, retiraremos cuidadosamente el papel de aluminio y dejaremos enfriar. Una vez frios estarán listos para rellenar y comer.
    1366_2000 (3)

 

  • Recipientes de chocolate.
    Los materiales que necesitas para realizar este original recipiente son simplemente chocolate y un globo.
    Hinchamos el globo hasta conseguir el tamaño que buscamos y fundimos el chocolate en el microondas durante 15 segundos.
    Una vez tengamos hecho esto solo tendremos que mojar el culo del globo dentro de la cobertura de chocolate fundida, los dejamos sobre una bandeja y los metemos al frigorífico.
    Una vez que esté consistente el chocolate podemos pinchar el globo y retirarlo, dejando así la forma del cuenco.
    1366_2000 (5) 1366_2000 (4)

 

  • Crujiente de parmesano:
    Para realizar la vajilla con queso parmesano es necesario rallar mucho queso y realizar unos mini cuencos con papel de plata sobre los que poner el queso y hornear.
    Es importante sacar el queso del horno antes de que se dore, puesto que este tipo de queso si se oscurece mucho coge un sabor amargo bastante desagradable.
    1366_2000 (2)

Estos son sólo algunos ejemplos de la gran diversidad de vajillas comestibles que podemos hacer con numerosos materiales o productos. Todo está en la originalidad.