¿Aún no sabes usar los palillos mientras que comes en un asiático?

Minerva Piñero.
Si los palillos son superiores a tus fuerzas y te dan un repaso igual que el Barça se lo dio al PSG, no dudes en seguir nuestros pasos para aprender a usarlos.

Comer con palillos, por muy fácil que parezca en las películas románticas, no es tan sencillo y lo sabes por experiencia. Para que la próxima vez te sientas menos ridículo delante de tus acompañantes en cualquier restaurante asiático, sigue los siguientes pasos y aprende el arte de utilizarlos. Ya sabes, si el Barça pudo pasar a los cuartos de la Champions, tú también puedes convertirte en un experto de los palillos que no volverá a protagonizar escenas como esta:

GIF Cómo no debe hacerse

Como diría Luis Fonsi, despacito, pasito a pasito:

  1. El primer palillo. Con la mano firme como el pulso de un cirujano, sostén un palillo con el dedo anular y pulgar intentando no moverte mucho y que la parte ancha del palillo se apoye sobre la zona en la que ambos dedos se unen. También puedes probarte utilizando el dedo medio y el pulgar.
  2. El segundo palillo, el que se mueve. Colócalo entre el dedo índice y el pulgar. Intenta, con paciencia, que repose sobre el primero y que los extremos finos de ambos palillos se alineen, que no se crucen.
  3. El momento decisivo: abrir y cerrar los palillos. Simplemente vigila que la parte ancha de tus palillos no estén en forma de X.
  4. Procura que solo se mueva el palillo de arriba. Ten cuidado, aunque puedes probar cambiar los niveles de la zona de agarre, la posición de la mano siempre debe ser la misma. Cogerlos más o menos cerca de la base, depende de la persona.
  5. Como principiante, lo mejor es que los uses abriéndolos en un ángulo de 45. Bueno, si lo has hecho todo bien, el extremo ancho no debería estar llevándote la deliciosa comida asiática a la boca, sino que tu postura debería quedar algo así:
    GIF 3

Además, no solo te aconsejamos que siguas nuestros pasos en el momento en el que estés comiendo, sino que también te dejamos algunas recomendaciones sobre cómo comportarse en la mesa:
– No se te ocurra trasladar la comida de un palillo a otro, ya que es sinónimo de mala suerte y un gesto contrario a la buena educación. Tampoco los pongas juntos encima del plato de comida.
– No cruces los palillos cuando te hayas acabado el plato, lo correcto es que los pongas a su izquierda.
– Si señalar con el dedo está mal visto, señalar con los palillos a alguien es peor.
– Si vas a servirte comida de un plato del centro, usa unos palillos generales que no sean ni los tuyos ni los de otra persona.
Cuando hayas cumplido con nota todas estas tareas, el siguiente nivel que puedes probar es tomarte los fideos con los palillos. Todo un reto. Mientras tanto, confórmate con la misma positividad que este gato.

GIf Gato comiendo