11 formas de reinventar tus desayunos

Minerva Piñero.
Si estás cansado del típico café rápido cada mañana, acompáñanos a dar una vuelta por estos 11 países y recupera la inspiración por la primera comida del día.

Ya sea una comida ligera o repleta de alimentos, el desayuno nos ayuda a enfrentar las mañanas con más energía y positividad sin llegar a la hora de la comida con el estómago rugiendo. Como muchas veces recurres al típico café con cereales o tostadas, te proponemos que descubras once nuevos desayunos viajando por los siguientes países.

Desayuno argentino. Si quieres convertirte en un dios del fútbol como Messi, lo que debes tomar no es ni una pieza de fruta ni una simple tostada, sino una bebida que sea té, mate cocido, café con leche o con chocolate y unos panecillos dulces o salados bautizados como medialunas. Las galletas, tostadas y los bizcochos de hojaldre también son bienvenidos.
Desayuno argentinoDesayuno brasileño. Para poder seguir el ritmo de la samba, en Brasil empiezan el día de la forma más sencilla pero más completa posible: pan, queso fresco, fiambre, fruta, zumo y café solo o con leche son los alimentos que prefieren por las mañanas. Entre las frutas, la papaya y las naranjas nunca faltan.

Desayuno brasileñoDesayuno americano. No te engañes, las películas americanas no te encantan por los momentos románticos o de acción de los que tanto abusan, sino por las escenas de los bares de carretera en las que unas camareras en patines sirven al protagonista una gran torre de deliciosas tortitas que a cualquier persona humana abren el apetito. Como la realidad supera la ficción, a los norteamericanos les encanta comenzar el día con las típicas y sabrosas tortitas con bacon y con sirope de arce, o con nata y mermelada de arándanos, los que las prefieran en su versión dulce.

Breakfast foods and drinks

Desayuno británico. ¿Recuerdas la última vez que fuiste a un hotel con buffet libre? En Reino Unido parecen haber tomado como norma los desayunos así de fuertes: antes de llegar al trabajo no se han conformado con un café y cereales, sino que ya llevan en el cuerpo huevos fritos, salchichas, champiñones, las famosas baked beans (guiso de alubias), tomate a la plancha o en rodajas y tostadas. Con tantos alimentos a primera hora de la jornada, no nos extraña que como comida solo les baste un ligero sándwich.
Desayuno británicoDesayuno francés. Elegantes hasta para desayunar, les gusta empezar el día disfrutando de un café negro, con leche o con cacao acompañado por un exquisito croissant. Los que tienen el estómago más grande, suelen añadir baguettes y tostadas con mermelada, jamón cocido, mantequilla o miel.
Desayuno francésDesayuno italiano: ¿Te imaginas desayunar un plato de espaguetis cada mañana? Pues mejor que no lo hagas, porque ni en Italia, país estrella de la pasta, añaden la añaden a sus desayunos. En su lugar, prefieren un cappuccino con un croissant con mermelada, miel o crema. Los que no se conforman, pueden elegir otro tipo de bollería o degustar un panini si se levantan con antojo de salado.
Desayuno italianoDesayuno mexicano. Como seguro que mientras veías Rebelde te fijabas más en los líos amorosos de Mía con Miguel o de Roberto con Diego que en los desayunos que se zampaban, nosotros te explicamos en qué consistían aquellas sabrosas comidas mañaneras.Desde los conocidos huevos rancheros hasta los motuleños (huevos fritos que se ponen encima de una tortilla acompañados por frijoles y salsa de tomate), pasando por una versión que consiste en huevos con chiles y con tortilla de harina, los mexicanos disfrutan de estas proteicas combinaciones para comenzar el día con energía suficiente. El toque dulce suelen añadirlo a través de ricos zumos de frutas.
Desayuno mexicanoDesayuno japonés. Aunque por lo menos el sushi se lo dejan para la hora de la comida, la primera ingesta de arroz blanco del día no la demoran tanto. Con sus desayunos elaborados con este alimento, con sopa de miso, pescado y verduras hervidas, seguro que no les hace falta hacer un descanso para almorzar.
Desayuno japonésDesayuno turco. En Turquía parecen tomarse muy en serio lo de que el desayuno es la comida más importante del día, ya que han hecho de él un verdadero festín. Entre platos con rodajas de tomate y pepino, de queso feta con aceitunas, de salchichas, tostadas, pan de pita, té y mermeladas, los turcos disfrutan de todos estos alimentos para aguantar todo lo que les espera a lo largo del día.
Desayuno turcoDesayuno ruso. Un poquito de vodka para empezar el día bien caliente. No, tranquilo, en Rusia no llegan a este nivel de alcoholismo y por ello prefieren tomar blini (especie de panqueque elaborado con harina, aceite vegetal, huevos y mantequilla), cereales, carne, huevos (duros, fritos o en tortilla), kolbasa (una versión de las salchichas) y otros fiambres a los que les acompaña el pan. Para completar este desayuno rebosante de proteínas, el blini se sirve con mantequilla y rellenos de salmón, o con nata y caviar negro o rojo.
Desayuno rusoDesayuno español. Desayunar en países diferentes está muy bien, pero lo cierto es que como en España, en ningún sitio. Por experiencia, solemos decantarnos por el café con leche y una tostada con nuestro exquisito aceite de oliva. También aceptamos las tostadas con mermelada, los cereales, las galletas y; los domingos, que nunca falte el chocolate con churros. Cuando el hambre nos ataca vorazmente, optamos por coger un poco de embutido para añadir al pan, algún tipo de bollería y, cuando nos despertamos con tiempo suficiente, nos encanta prepararnos un vitamínico zumo de naranja o unas deliciosas tostadas con tomate.
Desayuno español
Cuando tus desayunos te aburran hasta el punto de recurrir a un simple y rápido café, recuerda que viajando gastronómicamente por otros países puedes encontrar numerosas ideas que convertirán la primera comida del día en tu momento favorito.